955 904 584 - 627 334 579 info@fisioterapiaecijana.com

Electrolisis Percutánea Terapéutica (EPTE)

La Electrolisis Percutánea, tanto la Terapéutica o EPTE, como la Intrasular o EPI, consiste en la aplicación de una corriente galvánica a través de una aguja de acupuntura para acceder al tejido dañado, produciendo una reacción química de caracter local que destruye el tejido degradado, sin que se vea afectado el tejido sano, y crea una respuesta inflamatoria que ya se puede tratar para su regeneración o reparación. De esta forma logra reparar el tejido dañado generando la proliferación de colágeno que ha sido desestructurado, ya que el tejido degradado destruido lo metaboliza el propio organismo a través de los procesos biológicos normales.

Los efectos posteriores a la aplicación de la Electolisis Percutánea Terapéutica (EPTE) pueden consistir, aunque no siempre, en un ligero dolor en la zona tratada durante unas 24 horas aproximadamente, desapareciendo esas mínimas molestias tras dicho período. Una recomendación importante, es no aplicar hielo nunca en la zona tratada durante los días siguientes al tratamiento, y seguir exactamente las instrucciones que haya indicado el fisioterapeuta.

epte

La efectividad es alta (alrededor del 80%) respecto a los tratamientos convencionales de fisioterapia (ultrasonidos, láser, Cyriax, fibrolisis, ondas de choque, …) o médicos (antiinflamatorios, infiltraciones o cirugía), con una frecuencia de recaidas baja.

La diferencia entre las dos técnicas, EPI y EPTE, desde el punto de vista del paciente, están fundamentalmente en que la primera suele ser dolorosa, mientras que la segunda es prácticamente indolora (salvo el momento del pinchazo al introducir la aguja)
Esta técnica se puede aplicar sin contar con un ecógrafo, pero si se aplica de forma ecoguiada, permite observar cuando la lisis se ha realizado correctamente. En cualquiera de sus modalidades, tanto si es ecoguiada como no, solo pueden ser aplicadas por fisioterapeutas especialistas en las mismas con la formación específica para ello.

En cuanto a su utilidad y aplicación, son muchas las lesiones que según las últimas investigaciones y avances terapéuticos aconsejan que sean tratadas con esta novedosa técnica fisioterapéutica, dada su eficacia. Estas patologías son:

Indicaciones:

  • Tendinopatías crónicas del supraespinoso,
  • Epicondilalgia o epicondilitis (codo de tenista, …)
  • Tendinitis de Aquiles,
  • Fasciosis o fascitis plantar, ,
  • Tendinitis rotuliana, isquiotibiales o adductores/pubis y pubalgias.
  • Roturas musculares agudas y crónicas (fibrosis),
  • Esguince de ligamento lateral interno de la rodilla,
  • Esguince crónico del tobillo, periostitis tibial, síndrome del tunel carpiano y del tarso, impingement del tobillo o de la cadera.

Privacidad y Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR